Carmen de los Claveles o de Max Moreau

Fue residencia y propiedad del pintor Max Moreau (Bélgica 1902-1992) que vivió los últimos años de su vida en Granada y donó, al morir, la casa y todos sus bienes al Ayuntamiento de Granada. Fue rehabilitada en el año 1998 como Casa Museo.

Era un artista polifacético; además de la pintura – actividad en la que más destacó – compuso música, escribió poesía e ilustró  libros. Empezó a pintar durante su infancia, contemplando el trabajo de su padre, también pintor, al que admiraba. No tuvo una formación académica ni  pisó jamás una escuela de Bellas Artes, pero su obra es conocida internacionalmente.

Recibió importantes premios y fue objeto de numerosos reconocimientos. Hizo retratos a personalidades de su época y tuvo especial sensibilidad por la cultura y las gentes de los países del norte de África, donde realizó numerosos viajes. Estas experiencias fueron reflejadas en su pintura.

Era un hombre bueno, familiar, campechano y de carácter divertido. Sentía fascinación por  Granada   donde vivió los últimos treinta años de su vida.

El Carmen tiene la distribución típica de los alojamientos utilizados en la Granada Nazarí: vivienda, jardín y huerto. Está escalonada en tres alturas para adaptarse al desnivel de terreno y cuenta con tres edificios comunicados por patios: la vivienda del pintor, su estudio de pintura que cuenta con una pequeña azotea con vistas espectaculares sobre la Alhambra y la vivienda del casero.

La que era su vivienda es actualmente una sala de exposición permanente de parte de su obra y en lo que fue su estudio ahora se recrea la vida del pintor con todo su mobiliario y enseres, así como sus objetos personales y familiares: fotos, libros, recuerdos…

En su conjunto y para resumir, se trata de un espacio recogido, armonioso y lleno de luz y colorido. Tiene gran variedad de plantas y árboles frutales. Cuenta con dos  bonitas  fuentes que ponen el frescor en el ambiente.

Su visita es recomendable, por su belleza y las vistas que desde allí se pueden contemplar; pero, por encima de todo, es un viaje en el tiempo para conocer y disfrutar de tan entrañable personaje y su entorno, a través de su obra y de los innumerables recuerdos y objetos personales que fue acumulando a lo largo de su vida.

Está ubicado en el Barrio del Albaicín en Camino Nuevo de San Nicolás, número 12. Sirva de referencia su inconfundible y llamativa puerta de color «azul de Fez». La entrada es gratuita y el horario: de martes a sábado de 10:00  a 13:30  horas y de 17:00 a 19:00 horas (horario sujeto a cambios). Teléfono: 958293310.